Portada Noticias Cómo conducir con nieve

Cómo conducir con nieve

por Noemí Alonso
Cómo conducir con nieve, portada
  • Si quieres saber cómo conducir con nieve, no te pierdas estos trucos.

  • Pon atención a las posibles placas de hielo sobre la carretera.

Cómo conducir con nieve. Las temperaturas bajan y aumenta la posibilidad de que comiencen a caer copos blancos, complicando la circulación. ¿Sabes cómo transitar correctamente en estas circunstancias?

Ten en cuenta, como apuntan desde la Fundación Mapfre, que mientras nieva perdemos visibilidad al volante y, además, los neumáticos disminuyen su agarre. Al igual que sucede a la hora de conducir con lluvia, los primeros copos son los más peligrosos, ya que se mezclan con la suciedad presente en el asfalto y provocan que el firme sea muy deslizante.

Cuando lleva nevando un tiempo, las cosas se complican, ya que este elemento blanco se acumula en la carretera y puede congelarse, dejando placas de hielo. Así, has de extremar la precaución; aquí tienes unos trucos que te serán útiles:

  • Intenta circular por vías que ya hayan sido «barridas» por las máquinas quitanieves y en las que se hayan esparcido fundentes.
  • Limpia bien el coche después de haber transitado por una carretera en la que hayan esparcido sal, ya que puede causar óxido en los bajos de tu vehículo.
  • Ten cuidado con las señales que puedan haber quedado ocultas por la nieve (o con aquellas que los copos nos impidan ver con claridad).
  • Utiliza las luces de cruce para aumentar tu visibilidad y para ser visto por el resto de los conductores.
  • Marcha a una velocidad que resulte segura teniendo en cuenta las condiciones climáticas y las de la vía.
  • Aumenta la distancia de seguridad con el vehículo que te precede, pues la frenada se alargará si el suelo está más resbaladizo. Además, la visibilidad podría reducirse; dejando un mayor espacio aumentarás las posibilidades de reaccionar a tiempo.
  • Procura seguir las rodaduras que hayan dejado otros vehículos, pero pon atención a las posibles placas de hielo.
  • Conduce con suavidad y firmeza; los frenazos bruscos deben ser evitados.
  • Utiliza marchas largas para prevenir que las ruedas patinen, especialmente en las arrancadas.
  • Lleva las cadenas en el maletero y utilízalas cuando sea necesario. Plantéate un juego de neumáticos de invierno: proporcionan adherencia en las condiciones más extremas.
  • Si pisas una placa de hielo, levanta suavemente el pie del acelerador y controla la trayectoria moviendo el volante con mimo.

Cómo conducir con nieve: el código de colores de la DGT

Aunque apliques estos consejos para conducir con nieve, puede que Tráfico no te deje circular. La DGT tiene un código de colores para establecer el nivel de peligrosidad de la vía, los vehículos que pueden transitar por ella y la velocidad máxima que ha de respetarse.

  • Verde: se prohíbe superar los 100 km/h en autopistas y autovías y los 80 km/h en el resto de carreteras. Han de evitarse los puertos y extremar la prudencia. Los camiones pueden circular por el carril derecho, pero no realizarán adelantamientos.
  • Amarillo: la calzada empieza a cubrirse de nieve. Se prohíbe el tránsito de camiones; los turismos y autobuses no pueden circular a más de 60 km/h.
  • Rojo: vehículos articulados, camiones y autobuses no tienen permitido circular. El resto pueden hacerlo con cadenas o neumáticos de invierno, pero sin superar los 30 km/h. No se han de rebasar los vehículos inmovilizados si no se cuenta con la seguridad de poder continuar.
  • Negro: se prohíbe la circulación, ante el riesgo de quedarse inmovilizado. Si nos vemos atrapados en la carretera y no hay un refugio cercano, debemos poner la calefacción y no abandonar el vehículo (es conveniente llevar mantas, una linterna, agua y algo de comida, como frutos secos). Aparcaremos lo más lejos posible de la vía central para no obstaculizar el trabajo de los quitanieves.
0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario