Ordenanza de Movilidad de Madrid: en vigor

por Noemí Alonso
  • Te contamos las principales medidas de la nueva ordenanza de Movilidad de Madrid.

  • Las pegatinas de la DGT serán obligatorias desde el 24 de abril de 2019.

Ordenanza de Movilidad de Madrid. La capital ha reducido la velocidad de circulación en la mayoría de sus calles a 30 km/h en virtud de esta normativa, que apuesta por la sostenibilidad. Aquí encontrarás cómo afecta a cada vehículo, punto por punto.

El Ayuntamiento de la capital ha aprobado una ordenanza de movilidad sostenible que entra en vigor el día 24 de octubre.

Este nuevo conjunto de normas regula la movilidad urbana y compartida (hablamos de patinetes eléctricos o segways), prioriza el avance de los peatones, limita el aparcamiento de motos y bicicletas y restringe la circulación de patines, patinetes y monopatines: no podrán superar el ritmo de los viandantes.

Asimismo, recoge los cambios previstos en la zona de aparcamiento conocida como la almendra central (es decir, el interior de la M-30) y el protocolo anticontaminación de Madrid. Si vives en la capital y eres conductor, apunta cuáles son las novedades de la ordenanza de movilidad a los que tienes que estar atento:

  • Limitación de velocidad a 30 km/h en las calles de un sólo carril o de un carril por cada sentido. En aquellas en las que la acera y la calzada están a la misma altura, el ritmo máximo será de 20 km/h. Es decir, se ve afectado por estas nuevas cifras el 85% de las vías de Madrid.
  • Si la seguridad vial lo aconseja, las calles con más de un carril por sentido seguirán manteniendo el límite de 50 km/h, cifra que también continuará vigente en las que forman parte de la Red Básica de Transportes.
  • La M-30, la M-40 y los accesos a la capital conservan los límites establecidos hasta ahora.
  • Además del área de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), se crean unas nuevas, aplicables en barrios con «efecto frontera» o alta densidad de estacionamiento: las Zonas de Aparcamiento Vecinal. Allí, los residentes podrán estacionar sin pagar y sin limitación de tiempo. Los no residentes en este área o el algunas en las que no se aplique el SER tendrán permitido aparcar un máximo de dos horas.
  • A partir de 2020, los vehículos sin pegatina de la DGT (recuerda que también se aplica el famoso distintivo ambiental para motos) no podrán aparcar en la zona SER. Esta norma no se aplica a los residentes en su propio barrio, claro.

Ordenanza de Movilidad de Madrid: peatones

  • En las áreas señaladas como «zona 30», los viandantes podrán cruzar la calle fuera de los pasos de peatones, aunque deben cerciorarse de que pueden hacerlo sin riesgo ni entorpecimiento.
  • El Ayuntamiento aumentará el control de semáforos con cámaras para evitar que te los saltes en esos últimos segundos de ámbar fijo.
  • Las aceras y zonas peatonales son espacios para las personas. Así, «queda prohibido, con carácter general, el acceso, la circulación y estacionamiento de vehículos» en ellas. Si, de forma excepcional, se permite que algún vehículo transite por ese espacio, deberá «acomodar su marcha a la de los viandantes» y «evitar causar molestias o crear peligro«.
  • El aparcamiento de vehículos de dos ruedas (motos, ciclomotores, bicicletas, segways y patinetes eléctricos) ya no podrá hacerse en cualquier parte: sólo en zonas habilitadas para ellos. Si no las hubiera, pueden estacionar en las aceras, siempre que dejen tres metros de anchura libre o estén a cinco metros de distancia de un paso de cebra.

Ordenanza de Movilidad de Madrid: patinetes

  • Los patinetes eléctricos y segways se consideran vehículos de Movilidad Urbana y podrán circular, según su clasificación (la tienes justo debajo) por ciclocalles (en las que ahora conviven bicicletas y coches), calles residenciales, carriles bici, pistas bici, sendas bici y vías con límite de 30 km/h, siempre respetando la prioridad del peatón.
  • Las plataformas de una o dos ruedas y patinetes con motor se considerarán vehículos de Movilidad Urbana Tipo A.
  • Los segways y patinetes eléctricos son vehículos de Movilidad Urbana Tipo B.
  • Los vehículos de Movilidad Urbana Tipo C son las bicicletas con cesta grande, las de pasajeros, las de reparto y los trixies. Se les reservan las ciclocalles, aunque en el plazo de un año podríamos ver también allí segways y patinetes eléctricos. Estos últimos también podrán transitar por las «calles 20» y «calles 30»; es decir, llegarán al 95% de las vías. Si van por la calzada, deben marchar por la parte central del carril.
  • Se prohíbe la circulación de patinetes por los carriles bus y los tramos de la M-30 sin semáforos. También se podrá restringir su circulación por túneles.
  • Debes tener un mínimo de 15 años para utilizar un vehículo de Movilidad Urbana. Los menores de esa edad pueden hacerlo en zonas cerradas al tráfico rodado y siempre acompañados de sus padres o tutores. Los menores de 16 años han de llevar casco.
  • Los patines y los patinetes sin motor pueden transitar por las aceras y zonas peatonales, pero a la misma velocidad que los viandantes y sin exceder los 5 km/h (o los 10 km/h en el caso de aceras-bici o sendas ciclables).

Ordenanza de Movilidad de Madrid: bicicletas

  • Las bicicletas no pueden circular por las aceras o calles peatonales, salvo si tras el manillar hay un menor de 12 años acompañado de un adulto a pie. No pueden sobrepasar los 5 km/h (cualquier adulto medio que va a trabajar por las mañanas anda más deprisa, lo sé).
  • Aunque el semáforo esté rojo, las bicicletas podrán girar a la derecha, respetando la prioridad del resto de los usuarios. También pueden circular en ambos sentidos de la marcha en calles residenciales donde la limitación de velocidad sea de 20 km/h.
  • Quedan prohibidos, por motivos de seguridad, los ciclos de más de cuatro ocupantes.
0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario