Portada TurismosModelos Audi R8 2019: su motor V10 es más potente… todavía

Audi R8 2019: su motor V10 es más potente… todavía

por Noemí Alonso
  • El Audi R8 2019 es un coche «nacido en el circuito, fabricado para la carretera».

  • Estará a la venta a principios del año que viene.

Audi R8 2019. «Nacido en el circuito, fabricado para la carretera». Así describen sus responsables la nueva criatura deportiva de la casa germana, que llega meses después de que su «hermano» de competición, el R8 LMS GT3, debutara en el Salón de París. De hecho, comparte con éste un 50% de sus componentes (y hasta el 60% con el GT4).

Audi R8 2019: motores

Vamos a lo que más suele interesar en un superdeportivo: las características de su motor. Respuesta instantánea, subida de revoluciones ultra-rápida y sonido único es lo que promete la marca alemana para el propulsor, un V10 atmosférico con dos niveles de potencia: 620 y 570 CV.

Lo que sí dice es que hablamos de un consumo de un consumo que está entre 12,6 y 13,4 l/100 km (12,8 y 13,6 para el Spyder), mientras que las emisiones llegan a los 287-306 g/km de CO2 (290-309 para la versión descapotable), dependiendo de los neumáticos y llantas utilizados.

Hablamos de una mecánica compacta, que suministra el aceite (un radiador independiente controla su temperatura, por cierto) desde un cárter seco, lo que permite instalarla en una posición baja, haciendo descender el centro de gravedad. La lubricación está garantizada incluso con las aceleraciones laterales de 1,5 G que puede proporcionar el nuevo Audi R8.

Audi R8 2019: suspensión

Las modificaciones en este apartado buscan mayor estabilidad. La dirección dinámica opcional y la de serie (electromecánica) han visto reajustada su asistencia para que la respuesta sea más precisa, algo que también se ha logrado en la amortiguación, el tacto al volante, la transición entre los modos de conducción

Hablando de éstos, según la mecánica seleccionada, los tres programas adicionales (Wet, Dry y Snow) se añaden a los que presenta el sistema Audi drive select, entre los que está el Performance. Los modos agregados adaptan y modifican diversos parámetros del comportamiento dinámico del R8 2019 según la adherencia del suelo.

La puesta a punto especial del control de estabilidad permite que la versión tope de gama detenga el coche de 100 a 0 km/h en 1,5 metros menos que antes. La distancia para el 200-0 se reduce hasta 5 m (siempre dependiendo de las condiciones exteriores, claro).

Audi R8 2019: diseño

No hay más que verlo para que los defensores del modelo empiecen a babear, ¿verdad? Ahora, el nuevo R8 cuenta con una parrilla Singleframe de línea más ancha y plana. Unas barras marcadas dividen las entradas de aire, mientras que las ranuras del capó recuerdan a uno de los iconos de la marca, el Audi Ur-quattro.

El spoiler delantero es más amplio, al igual que la rejilla de ventilación de la zaga; el difusor se ha orientado hacia arriba.

Todo está pensado para subrayar la deportividad del vehículo, hasta lo que no se aprecia a primera vista. Levanta el capó y si no te gusta la nueva tapa de tres elementos del filtro del aire (en plástico), podrás pedirla en fibra de carbono.

También es posible elegir entre tres paquetes exteriores, según la motorización, que añaden diversos toques a los faldones laterales, el difusor y el spoiler. Opcionalmente, los faros y emblemas pueden ser pintados en negro brillante; contrastarán con los nuevos tonos metalizados para la carrocería: gris Kemora y azul Ascari.

Poco más se sabe del superdeportivo de Audi, excepto que se pondrá a la venta a principios del año que viene; a lo largo del primer cuatrimestre será cuando llegue a los concesionarios. Ve ahorrando.

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario