Nueva campaña de vigilancia intensiva de la DGT

por Pablo Rodriguez Rebollo
  • Se prestará especial atención al adecuado mantenimiento y a la puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo: neumáticos, luces, señalización, parabrisas, ITV…

  • El riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de 5 años

La última nota de prensa de la DGT trata de la campaña que se llevará a cabo desde hoy, lunes 11 de noviembre, hasta el domingo, 17 de noviembre. Prestará especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo.

La antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en vías interurbanas en 2.018 fue de 13 años en turismo, 9,7 años en motocicleta y de 14,6 años en el caso de camiones hasta 3.500kg.

Es una situación especialmente preocupante para la DGT. Motivo por el cual en el calendario anual de campañas se incluye una delicada vigilancia de las condiciones de los vehículos que circulan por carreteras españolas.

Durante esta semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos que se sumen a la campaña prestarán atención al adecuado mantenimiento. Y a la puesta a punto de todos los elementos de seguridad con los que cuentan los vehículos como neumáticos, frenos, luces, señalización, parabrisas, etc.

Relación directa entre riesgo y antigüedad

Según el último estudio realizado por Tráfico, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad. En relación con los vehículos de menos de 5 años de antigüedad.

Por este motivo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad en los accidentes de tráfico.

Neumáticos

Los neumáticos son de especial importancia debido a que constituyen el único (y decisivo) contacto que el vehículo tiene con la carretera. Encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. También se encargan de que la dirección del recorrido del vehículo sea la deseada para el usuario y de la amortiguación del vehículo ante las imperfecciones del pavimento.

Se recuerda que es recomendable que la profundidad de las ranuras de las ruedas tengan como mínimo 3 milímetros. Tomando como límite legal los 1,6 milímetros de profundidad de las ranuras.

Un 5% de los vehículos, más de un millón, circulan con defectos graves en las ruedas. Fundamentalmente por llevar una profundidad inferior al límite legal de 1,6 milímetros. Aunque también por un desgaste irregular debido a la mala suspensión o alineación incorrecta. Circular con una presión incorrecta en las ruedas puede resultar altamente peligroso.

Los vehículos relacionados con uso profesional como puede ser el caso de furgonetas o camiones, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos, según las estadísticas.

Es necesario comprobar con regularidad la presión de los neumáticos en frío y también de la rueda de repuesto. Así como revisar las posibles fugas de aire por las válvulas. El uso del tapón debe ser imprescindible.

El mantenimiento del alumbrado en los vehículos es de vital importancia

Alumbrado y señalización

La finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa.

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, se aconseja prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros. Para conseguir, por una parte, disponer de la luz suficiente. Y por otra parte, no deslumbrar a quien circula por las mismas vías públicas.

El uso del alumbrado queda recogido en el artículo 43 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Se deben tener en cuenta algunos consejos básicos:

  • Las lámparas van reduciendo su intensidad con el propio uso. Se deben cambiar cada 40.000 km o 2 años.
  • Las lámparas se deben cambiar de dos en dos, debido a que su uso es simétrico en la mayoría de los casos.
  • Es necesario mantener siempre limpias las ópticas: los faros y los pilotos.

Otros aspectos a tener en cuenta

  • La matrícula

El conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que dificulten su lectura e identificación. No pueden estar deterioradas ni manipuladas.

Llevar una matrícula ilegible, por el motivo que sea, es una infracción grave que cuenta con sanción administrativa de 200 euros. Manipular la placa de matrícula es aún más serio, puede conllevar multa de 6.000 euros y la retirada de 6 puntos.

  • Parabrisas

Al igual que la matrícula, el parabrisas no debe de presentar daño alguno. Es una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo y en la eficacia del airbag. Además de ser el fundamental soporte de cámaras y sensores de dispositivos de ayuda a la conducción.

  • Documentación

La cuál se debe de llevar obligatoriamente. Junto al permiso de circulación del vehículo en el que figuran los datos técnicos del mismo y los datos del propietario. También la tarjeta de la ITV y su pegatina correspondiente, visible en la luna delantera del vehículo.

Madrid Centro con tráfico

Inspección técnica de vehículos

El correcto mantenimiento de un vehículo contribuye decisivamente a asegurar unas condiciones de seguridad adecuadas a lo largo de la vida útil del mismo. Son condiciones de seguridad verificadas periódicamente en las inspecciones técnicas.

Las ITV españolas llevaron a cabo la revisión de 25,3 millones de vehículos durante el pasado año 2.018. Del total de vehículos inspeccionados, más de 4 millones no superaron a la primera la inspección obligatoria. Lo que supone que casi uno de cada seis vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas.

Los defectos graves más comunes fueron los de alumbrado y señalización (24,1%), ejes, neumáticos y suspensiones (21,7%), los relativos a frenos (14,7%) y por exceso de emisiones contaminantes, cada vez más preocupantes (13,3%).

 

0 Comentario

También te recomendamos