Portada ClásicosModelos Coches clásicos españoles: Citröen, SEAT y Renault

Coches clásicos españoles: Citröen, SEAT y Renault

por Mari Carmen Sánchez
Seat 600 Rojo

La llegada del automóvil en España se produjo en los años 70. Un cambio de época, que vino de mano de la transición. Los ciudadanos estrenaban nuevas libertades y, con una mejor situación económica, los coches, hoy etiquetados como clásicos, empezaban a inundar las calles de grandes y pequeñas ciudades.

A finales de los 70, los españoles podían elegir entre 23 modelos diferentes, pero a la vez muy similares. Citröen, Peugeot, Chrysler, Ford y Renault dominaban el mercado.

Los más económicos

Con un coste de 216 y 234 mil pesetas respectivamente, elCitröen 2CV-6 y elRenault 4 eran los más baratos en el mercado y, por tanto, los más comprados y usados por los españoles a finales de los años 70.

El 2CV-6 se presentó al público en el Salón De París con sus características básicas: su tamaño pequeño e innovador, sus dos caballos y la tracción delantera.

El Renault 4 también con tracción delantera fue presentado en el Salón de Frankfurt y más tarde comenzaría a fabricarse en Valladolid.

SEAT

El 600: este turismo, fabricado hasta 1973, es uno de los coches más emblemáticos de SEAT. Fue el primero que muchos españoles pudieron permitirse. Su motor y tracción trasera y sus puertas delanteras que se abrían hacia detrás, lo convirtieron en todo un símbolo de la transición.

El 128: un tres puertas deportivo y fabricado en Barcelona hasta 1979. Llegó a vender en España más de 30.000 unidades a pesar de tener un precio de hasta 448 mil pesetas.

El 850: como sucesor del 600, éste presentaba un precio mucho más asequible. También mejoraba su maniobrabilidad, aunque su estabilidad en carretera era reducida. Sus dos principales carrocerías, aunque también la tuvo deportiva, fueron la berlina de dos y cuatro puertas.

RENAULT

Gordini: Este modelo nace de la unión de Renault con Gordini. Negocio que se centró en la producción de coches de calle pero con prestaciones deportivas. Sería, por tanto, el sucesor del Renault 8, 12 y 17, entre otros.

El 12: fabricado hasta 1983, cuando le reemplazó el 9. Sus versiones familiar y berlina, de cuatro y cinco puertas, se presentaron en España en el Salón del Automóvil de Barcelona. Destacó su tapicería hecha en skay y paño.

Otros

El Citröen DS, cuya fabricación se extendió hasta 1975, representaba un gran avance en la comodidad y la seguridad de la conducción. Citröen llegó a vender más de un millón y medio de este modelo. Se presentaba en sus versiones sedán, familiar y descapotable.

El Mini Cooper, en sus diferentes versiones: dos puertas, familiar, furgoneta e incluso tototerreno, fue todo un símbolo de los años 60 y su diseño recordaba al ya mencionado Renault 4 y al FIAT 600.

 

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario