Portada Motos Kymco SuperNEX: la moto superdeportiva… y eléctrica

Kymco SuperNEX: la moto superdeportiva… y eléctrica

por Pablo Ares
Kymco SuperNEX, portada
  • La Kymco SuperNEX ha sido una de las mayores novedades presentadas en el Salón de Milán.

  • Su motor acústico reproduce los sonidos dinámicos de la mecánica con precisión.

Kymco SuperNEX. Es superdeportiva, eléctrica y cumplirá con las expectativas que los usuarios de las motos más dinámicas esperan. Así define la compañía una de las creaciones más especiales presentadas en el Salón de Milán.

Kymco SuperNEX, lateral

La Kymco SuperNEX está pensada para que sientas las emociones al máximo, a pesar de ser eléctrica.

Rendimiento, potencia, sonido… Se ha pensado en cada detalle, con el fin de que la movilidad eléctrica no reste diversión a este modelo. En el caso de las motos superdeportivas, existe el debate sobre la posible pérdida de encanto ante la falta de su agudo zumbido, de la gratificación del cambio de marchas o de la emoción en la aceleración, como ha recordado Allen Ko, presidente del Grupo Kymco. Estas cuestiones llegan a su fin con la SuperNEX, en la que se han tenido en cuenta los cinco «mantras» más valorados por los usuarios de este tipo de vehículos:

  • Desplazarse es el arte de andar.
  • La aceleración es el final de un pensamiento.
  • El entusiasmo procede de la exploración de nuevos límites.
  • El sonido es la voz de la máquina.
  • Hay que superar las expectativas en cada ocasión.

Para ajustarse a ellos se ha pensado en un cambio de seis velocidades muy avanzado, que permite extraer la potencia óptima de la mecánica en cada momento y, a la vez, ofrece la máxima suavidad en las reducciones. «Proporciona la conexión hombre-máquina más exigente», asegura Ko.

Kymco SuperNEX, tres cuartos trasero

La Kymco SuperNEX pasa de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos.

Dicha transmisión hace posible disfrutar de todo el potencial de la Kymco SuperNEX; las marchas ayudan a mejorar la eficiencia, capacidad de respuesta y aceleración progresiva hasta alcanzar su velocidad máxima. Para que te hagas una idea, pasa de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, a 200 km/h en 7,5 segundos y a 250 km/h en 10,9 segundos.

Un sistema avanzado de gestión del rendimiento controla esta fuerza en todo momento. Este dispositivo, cuyo grado de «intrusión» puede regularse, responde a las siglas FEP (Full Engagement Performance) y permite a los usuarios disfrutar al máximo de las emociones que proporciona una moto superdeportiva. Así, garantiza que las ruedas no patinen en una aceleración fuerte, evita que se eleve el neumático trasero en una frenada brusca, proporciona tracción sobre superficies irregulares o húmedas…

Kymco SuperNEX: sonido activo

Kymco SuperNEX, tres cuartos delantero

Su motor eléctrico emite sonidos muy cercanos a los de una mecánica convencional para que no se pierda emoción.

Un propulsor eléctrico suele ser silencioso, algo que en una moto de estas características resta emoción: el carácter, la sensación y la pasión de la máquina se pierden. Además, el sonido proporciona información al usuario, diciéndole cuándo cambiar de marcha.

Así, SuperNEX cuenta con el primer motor acústico multifrecuencia del mundo, que reproduce los sonidos dinámicos de la mecánica con gran fidelidad. Además, permite regular su carácter y su volumen.

Por otra parte, aquellos que se hagan con una Kymco SuperNEX podrán elegir la emoción de su moto que mejor se adapte a cada situación. Para ello, cuenta con cuatro modos de conducción:

  • Calmado («apaga el mundo a tu alrededor, conecta tu fuerza interior»).
  • Positivo («enciende la actitud, la vida es un equilibrio perfecto entre potencia y cortesía»).
  • Enérgico («fuerza inmensa en el agarre, listo para ser lanzado en sintonía con el latido de tu corazón»).
  • Extremo («la bestia está fuera; el deseo está en llamas»).
0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario