Portada Noticias Los cambios en el examen de conducir para 2019

Los cambios en el examen de conducir para 2019

por Sergio Gómez

El examen teórico necesitará más horas…

 Clase llena de gente de mediana edad

Un cambio notable en la parte teórica es que los aspirantes a sacar el carnet B, deberán acudir a, al menos, 8 horas de clases presenciales en autoescuela. La intención de la nueva normativa, que entrará en vigor el 1 de julio de 2019, es evitar que haya conductores que se saquen el permiso mediante cursos o test online.

Este curso obligatorio versará sobre  diferentes temáticas. Los colectivos vulnerables (ciclistas, motoristas y peatones), los factores de riesgo (velocidad, alcohol, drogas, etc.), las distracciones al volante (como la utilización del móvil), el uso de sistemas de seguridad (casco, cinturón, sillita de retención infantil, etc.) y las normas de circulación. También se incluirán en esas horas testimonios de víctimas de accidentes de tráfico -presenciales o en vídeo-, para concienciar a la población

… también para vehículos especiales.

En el caso exámenes teóricos específicos -obligatorios salvo para las licencias A y B-, también se exigirán horas presenciales. Un mínimo de 6 horas para los permisos AM, A1 y A2 (ciclomotores y motos de distintas cilindradadas), y 2 horas para el resto de licencias.

Ese curso tratará los principales factores de riesgo, las técnicas de conducción y los elementos de seguridad asociados a la conducción de cada tipo de vehículo. Estarán exentos quienes soliciten carnés C o D (camiones y autobuses, respectivamente) y sean titulares de la clase C1 o D1. También los que deseen obtener los permisos C1+E, C+E, D1+E o D+E y posean alguna de las modalidades.

Novedades en las características de algunos permisos

Chica conduciendo un Volvo de día

Para empezar, quienes posean el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) y tengan al menos 18 años, podrán obtener aspirar a los permisos C, D, D1, C+E, D+E y D1+E. Asimismo, para algunos de estos permisos se rebaja la edad mínima de 24 a 21 años.

Las personas que tengan el carné B también podrán conducir más tipos de vehículos. Con 2 años de experiencia, serán ya aptos para conducir automóviles de transporte de mercancías -de entre 3.500 y 4.250 kilos. Lo que puede resultar una salida laboral para muchos jóvenes.

El teórico y el práctico se vuelven más exigentes

Mano de una persona escribiendo en un examen

Asimismo, el examen propiamente dicho, subirá en nivel de exigencia. Actualmente, se admite un máximo de errores en la prueba teórica del 20%. Este porcentaje se reducirá al 10% a partir de julio. Por otra parte, se plantea alargar el tiempo del examen para poder incluir preguntas con vídeos.

Por si fuera poco, quienes suspendan el examen práctico deberán recibir, al menos, otras 5 clases antes de volver a hacer la prueba. Además,  deberán esperar como mínimo 15 días para enfrentarse a una nueva prueba. Si suspendiese una segunda vez, el plazo mínimo sería de 30 días. A la tercera, en caso de seguir siendo necesario, tendrán que pasar como mínimo otros 20 días.

Las motos llevarán GPS

Conductor de moto a toda velocidad por la carretera, se difumina el fondo

En el caso de las motos (en concreto, los permisos A1 y A2), los aspirantes podrán utilizar un GPS en caso de no poder recibir las instrucciones del examinador por el intercomunicador. Es decir, si padecen algún tipo de problema auditivo reconocido.

Además, la DGT ha decidido aumentar las precauciones de seguridad. Para realizar la prueba práctica, los alumnos (también los de AM) deberán llevar casco homologado, guantes, chaqueta y pantalones específicas para moto y botas de cuero o sintéticas que cubran el tobillo.

Utilización de medios audiovisuales

En los exámenes teóricos  se utilizarán medios audiovisuales, por ejemplo vídeos, como método para realizar preguntas concretas a los alumnos. Los alumnos deberán estar atentos a la situación que se plantee en el vídeo para poder contestar correctamente a la pregunta que estará incluida en el test.

Además, como ya hemos dicho, el examen será más exigente y se permitirá un porcentaje menor de fallos. ¡Más te vale ir preparado!

Incremento notable del precio

No era barato precisamente sacarse el carnet de conducir, pero a partir del próximo julio el precio aumentará notablemente. No solo por el mínimo de clases o las cinco clases obligatorias que se deben dar tras cada suspenso. Así que, si tus hijos están pensando en sacarse el carnet, ve ahorrando un poquito más. A no ser, claro, que aprueben a la primera.

Actualmente, el coste medio de la expedición del carnet de conducir B es de 692,33€, según la FACUA, aprobando a la primera ambos exámenes y recibiendo al menos 20 clases. No obstante, los precios varían entre las autoescuelas de una comunidad a otra, o incluso, entre autoescuelas de una misma ciudad.

Nuevos contenidos

El temario del examen incluirá contenidos relacionados con las distracciones, seguridad y colectivos vulnerables. Se hará, sobretodo, hincapié en las conducciones más inadecuadas para concienciar sobre sus peligros: exceso de velocidad, consumo de alcohol y droga, y la recuperación de los puntos del carnet en caso de pérdida.

El objetivo de estos nuevos cambios es concienciar mejor a los nuevos conductores de los peligros de la carretera, tanto para ellos mismos como para los demás usuarios.

Equipamiento mínimo de seguridad

Las pruebas de circulación y de habilidad de moto se deberán realizar con un equipamiento mínimo de seguridad, compuesto de casco homologado, guantes, chaqueta y pantalones específicos para esta actividad y botas de cuero o sintética que protejan los tobillos.

Presentación de una certificación para examinarse

En el caso de recibir luz verde, este borrador sorprendería con un requisito novedoso, que no entusiasmará a quienes critiquen la excesiva burocracia de las actuales matrículas de autoescuela. Hablamos de una certificación necesaria para examinarse que acredite la asistencia a las clases teóricas, que el propio directo del centro formativo deberá expedir.

Según el borrador, «para ser admitido a las pruebas de control de conocimientos deberá acreditarse, mediante certificación del director de la escuela, haber recibido la formación presencial que se establece en el Anexo IX».

Entre 30 y 50 preguntas por examen

Este mismo borrador especifica que el número de preguntas en las pruebas teórica comprenderá entre 30 y 50, no pudiendo rebasar este mínimo y máximo. Asimismo, la DGT aclara que las cuestiones pueden requerir la visualización previa de vídeos relacionadas con el tráfico.

Adaptación a las nuevas tecnologías

Coche autónomo, portada, extramotor

Los sensores de aparcamiento, la cámara de marcha atrás, la ayuda de salida en pendiente y el start stop estarán autorizados en los nuevos exámenes de conducir. También están permitidos el limpiaparabrisas y las luces automáticas, aunque el alumno tendrá de activarlas de manera manual en el caso de que no se enciendan solos.

Lo que no se puede usar durante el examen es el sistema de ayuda de estacionamiento total, por el que el coche aparca solo sin intervención del conductor.

Habrá que esperar para saber el resultado del examen

Mano de una persona escribiendo en un examen

Hasta hace relativamente poco tiempo una vez finalizado el resultado del examen práctico volvías a casa sabiendo si habías superado la prueba o tenías que presentarte de nuevo. Esto provocaba situaciones tensas entre aspirante y examinador cuando el primero no estaba conforme con el dictamen del segundo. Para evitar altercados, la DGT decidió posponer unas horas la entrega del veredicto.

La Dirección General de Tráfico explica que los resultados de los exámenes se mantendrán para consulta durante un máximo de quince días, pero no especifica cuánto tiempo transcurre desde que termina la prueba y hasta que se hacen públicos los resultados.

En principio, la parte práctica esté colgada en Internet al día siguiente del examen, mientras que la teórica, el mismo día más tarde de las 16:00.

0 Comentario

También te recomendamos