Portada Noticias ¡Evita peligros! Así es como debes circular en las rotondas

¡Evita peligros! Así es como debes circular en las rotondas

por Pablo Ares
  • Te redescubrimos la teoría de la autoescuela: cómo circular correctamente en las rotondas y glorietas

  • Uno de los puntos más complicados y que no todo el mundo tiene claro

Circular en las rotondas y glorietas puede convertirse en toda una odisea, especialmente en los momentos de alto volumen de tráfico. Las rotondas son unos de los mayores miedos de los conductores más novatos ( y los no novatos). La entrada y salida de las rotondas son dos de los mayores puntos de siniestralidad debido al desconocimiento de las preferencias en estas localizaciones. Pero realmente si se siguen las normas básicas de comportamiento al circular en las rotondas no tiene por qué pasar nada.

Rotonda Valencia

La circulación en una rotonda está clara sobre el papel, pero lo cierto es que se producen muchos incidentes en ellas.

Diferencias entre una rotonda y una glorieta

Pueden parecer lo mismo, pero no lo son. Basándonos en lo estrictamente legal, una glorieta es todo tipo de intersección cuya característica fundamental es que en ella confluyen tramos de vías entrelazados en torno a una isleta central, con anillos de circulación rotatoria.

Atendiendo el Reglamento General de Circulación, la glorieta sería entonces la intersección en si, y la rotonda el dibujo central que posibilita el establecimiento de los carriles circulares. Una diferencia más sencilla sería que las glorietas son aquellas que se encuentran señalizadas con carteles que indican hacia dónde se dirige cada salida, mientras que las rotondas carecen de señalizaciones o poseen solo pequeños carteles que señalar alguna salida en concreto.

 

No obstante, también existen las rotondas partidas, una confluencia de vías en la que dos tramos la atraviesan sin efectuar el desplazamiento giratorio. Este tipo de rotondas también consigue muchos quebraderos de cabeza.

Cómo circular en las rotondas

rotonda

Las rotondas son intersecciones que se caracterizan porque los tramos en ella conectan a través de un anillo central. En él se establece una circulación de tipo rotatoria alrededor de una isleta central.

La circulación dentro de esta pista debe hacerse dejando siempre a mano izquierda la isleta central. Por otro lado, los vehículos que se encuentran dentro de ella tienen preferencia sobre los que se incorporan, aunque estos últimos lleguen por la derecha.

Parece que esto son notas que todos tenemos claro, pero entonces ¿ por qué genera tanto conflicto circular en las rotondas? Para circular de forma apropiada en las rotondas se debe tener en cuenta fundamentalmente dos cosas. En primer lugar quién tiene prioridad y en segundo la dirección que vamos a tomar para seleccionar el carril adecuado.

¿Cuál es la forma adecuada de circular en las rotondas?

Para hablar con propiedad y no errar en las recomendaciones, hay que acudir a la mejor fuente. Y no se me ocurre mejor experto que la propia DGT. Al circular en las rotondas hay que estar muy atentos de la señalización. Puede que existan señales que rompan la regla básica de preferencia a los que circulan en su interior.

Se debe elegir el carril que mejor se ajusta a la dirección que se vaya a seguir. Por ejemplo, si se va a elegir la última salida o el carril exterior está demasiado congestionado, se pueden elegir los dos interiores. De esta forma, según la DGT, se ayudará a otros vehículos que quieran circular en las rotondas al permitirles la incorporación.

Igualmente, si entras en la rotonda por el carril izquierdo, debes ir directamente al carril izquierdo (el más pegado a la isleta). Una vez estés en ese carril y quieras salir, deberás cambiarte antes al carril derecho y salir desde ese. Si no te da tiempo a cambiarte de carril antes de llegar a tu salida, deberás dar otra vuelta a la rotonda para encontrar el momento de cambiarte de carril y poder salir correctamente.

rotonda

Detalles sobre el uso de intermitentes

En cuanto al uso de intermitentes al circular en las rotondas, también dan indicaciones. Siempre se debe señalizar el cambio de dirección a la derecha. Pero si la siguiente salida está muy próxima se recomienda no hacerlo para no despistar al resto de conductores. Por otra parte el intermitente izquierdo no es conveniente usarlo para continuar que se va a seguir girando, se debe usar para efectuar los cambios de carril. Aunque sí puede servir de ayuda si tú vas a continuar en la rotonda pero el conductor de la izquierda sí va a salir. Para que no se te cruce en tu camino, es mejor avisarlos de que no vas a salir en la próxima salida.

Los intermitentes son unos grandes aliados al circular en las rotondas. Cuando se va a salir de las rotondas se debe señalizar con suficiente antelación. Pero nunca antes de haber sobrepasado el eje longitudinal de la anterior salida. Con ello se evitarán malas interpretaciones por parte del resto de conductores. También servirán de ayuda para hace el tráfico de la rotonda más fluido. Si los conductores que están esperando a entrar, ven que vas a salir en la próxima, ya pueden ir accediendo.

Cuidado al salir

Otra cosa a tener en cuenta al circular en las rotondas es que no se puede salir directamente desde el carril interior, como ya te comentábamos antes. Se puede hacer en aquellos casos en los que la circulación dentro de la rotonda está convenientemente señalizada y encauzada mediante marcas viales. Pero hay que recordar que siempre que el carril exterior no esté ocupado, la norma obliga a utilizarlo.

En caso de estar en uno de los carriles interiores y querer salir hay que tener mucha precaución. Puesto que es el principio de seguridad vial el que impera, hay dos cosas que nunca se deben hacer. La primera de ellas es detenerse en medio de la glorieta esperando a que le dejen salir. La segunda, no se debe forzar la incorporación ya que no se tienen la prioridad. Lo recomendable es dar una vuelta más y cambiarse de carril con la suficiente antelación.

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario