Todo lo que tienes que saber para tener un vehículo eléctrico

por Isabel Mendoza

El mercado de los coches eléctricos está creciendo con rapidez gracias a sus múltiples ventajas. Si alguna vez te has planteado comprar este tipo de vehículo, es importante que conozcas algunos datos como sus modelos, cómo se carga un coche eléctrico o su simple uso.

Los coches eléctricos ofrecen múltiples facilidades y beneficios a la hora de usarlos, ya que, como su nombre lo indica, son totalmente favorables para el medio ambiente y su ecología.

Ahora bien, su uso no es convencional puesto que no es igual al coche común y corriente que ya conocemos. Para poder darle uso, es necesario que tenga batería y saber cuánto tarda en cargarse un vehículo eléctrico. Para saber su fuente de carga, es necesario preguntar las indicaciones en el punto de venta, una vez que se sepa esto, es tan sencillo como enchufar y esperar.

En cuanto a conectores, la gran mayoría de vehículos eléctricos utilizan IEC 62196 Conector Tipo 2 o SAE J1772 Conector Tipo 1. Ambos se suelen encontrar en cualquier punto de carga.

Existen múltiples formas para cargar los vehículos eléctricos.

¿Cómo cargar un coche eléctrico?

  • Con enchufe

Existen dos estándares de recarga que utilizan un conector diferente a la red. Básicamente consiste en conectarse directamente a un enchufe clásico, como hacemos con otros electrodomésticos.

En el estándar 1: solo hay un enchufe, un cable y tu coche. Este modelo no es el más aconsejable porque la toma no está adaptada específicamente para cargar un vehículo eléctrico, por lo que podría provocar un fallo en la seguridad.

En el estándar 2: conocida como carga lenta, se añade al modelo anterior un sistema de protección del cableado y un interruptor diferencial.

  • En garaje, comunitario o particular

Gracias a la instalación de un punto de carga en nuestro garaje particular o comunitario, podemos cargar el EV en nuestra casa. En el estándar 3, nuestro coche en cinco o seis horas, realizará una carga completa. Es recomendable practicar la carga menos rápida en horario nocturno gracias a planes específicos para esto.

Este modelo de puntos de recarga es mucho más seguro, rápido y fiable que los dos anteriores, además de suponer mayor ahorro en la factura de la luz.

El uso de coches eléctricos promueve la sostenibilidad y ecología.

  • Estaciones de recarga

El tiempo de carga se reduce y la potencia de carga es mayor mientras que la intensidad se mantiene. Además, muchos espacios habilitan este servicio a sus clientes de forma gratuita.

Pero el modelo más habitual en la calle, gracias a las compañías que quieren potenciar la movilidad sostenible, es el estándar 4. Esta recarga, conocida como recarga rápida, es aquella que permite cargar el 80% de la batería de un EV en solo media hora.

Las formas de cargas más recomendables son las dos anteriores. Para ello, lo más conveniente sería aprovechar momentos como la compra, una salida de ocio o buscar una estación de carga para ceder media hora de nuestro tiempo a la movilidad sostenible.

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario