Ventajas de comprar un vehículo de segunda mano

por Elena Díaz

Sin lugar a dudas, los vehículos de segunda mano son una gran opción a la hora de comprar un vehículo, aunque a veces se descarten por pensar que un vehículo nuevo va a dar mejores resultados. Este pensamiento es, en muchos casos, erróneo. Comprar un vehículo de ocasión tiene múltiples ventajas, más allá de la más conocida: el precio.

Un precio más económico

La principal ventaja de los coches de ocasión es, como todos sabemos, el precio, mucho menor que el de un vehículo completamente nuevo.

No obstante, de lo que no se habla tanto y que también supone una ventaja para la economía del comprador, más allá del precio de venta, es que los impuestos a pagar por la compra de un vehículo de ocasión son menores. No hay que pagar el impuesto de matriculación, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que es casi la mitad de lo que se le debería pagar a Tráfico por la matriculación del vehículo.

Lugares especializados en vehículos de ocasión

A pesar de que se pueden comprar vehículos de segunda mano directamente al anterior propietario, la mejor opción es hacerlo en concesionarios y lugares especializados, especialmente porque ellos se aseguran de revisar el coche y dar las mayores garantías.

Cada vez más concesionarios se han especializado en la venta de este tipo de coches. Por ejemplo, en el concesionario multimarca Inniauto, especialista en coches de segundamano en Pamplona, cuentan con muchos años de experiencia en la venta de coches de ocasión en Navarra

Variedad de posibilidades

Cuando se va a comprar un vehículo de segunda mano no tenemos una única opción.

Se puede optar entre coches de kilómetro cero, aquellos que no superan los 200 km y que suelen proceder de acciones comerciales del concesionario o el fabricante; coches seminuevos, cuya antigüedad es menor a dos años y el kilometraje no suele superar los 50.000 km; por último, los coches de ocasión, que suelen tener entre dos y cinco años.

Una mayor información

Otra de las ventajas de un vehículo de ocasión es que ya se conocen, además de todos los detalles de su uso, el rendimiento que ha dado previamente y el que puede llegar a dar en el momento de su adquisición, así como, de haber sido utilizado por otro usuario, su experiencia mientras lo ha tenido. En muchas ocasiones, esto puede dar seguridad al comprador y hacer que se decante por llevar a cabo la compra.

Menos esperas

Es una de las mayores ventajas para muchos compradores. Si se opta por buscar un vehículo de ocasión o de segunda mano, se evitan las esperas, en algunas ocasiones muy largas, que pueden darse cuando se compra un coche completamente nuevo. Hay modelos nuevos que tienen tiempos de espera que llegan a durar 8 meses. Para el momento en el que el comprador tiene el coche, la marca incluso ha sacado un nuevo modelo. Todo este proceso se evita comprando un vehículo de ocasión que generalmente está listo en cualquier momento para que el cliente pueda llevárselo y empezar a utilizarlo.

En definitiva, si se está pensando en la opción de adquirir un vehículo nuevo, estas ventajas hacen que merezca la pena plantearse el comprarlo de segunda mano o de ocasión. No obstante, siempre se recomienda que sea dejándose aconsejar por profesionales. De esta forma el coche tendrá la mayor vida útil posible y realmente cubrirá las necesidades que tenga cada conductor, algo que también depende del uso que se haga del vehículo habitualmente.

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario