Portada SUVPruebas Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: su éxito viene de aquí

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: su éxito viene de aquí

por Noemí Alonso
  • En esta prueba del Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018 te contamos dónde radica su fama.

  • Autopilot, primer paso hacia la conducción autónoma…

 

Nos gustaBuen tono general.

Gasto de combustible razonable.

No nos gustaComportamiento del cambio en carreteras secundarias.

Maletero por debajo de la media del segmento.

Nota7

 

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018. El superventas de la marca nipona no ha descansado tras conseguir el éxito con sus generaciones anteriores. La actual también ofrece suficientes atributos para seguir triunfando. ¿Cuáles son?

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: exterior

Hace dos meses, el Qashqai ha recibido ligeros cambios. Ya sabes lo que significa eso: “arreglos” en los paragolpes, el capó, la parrilla, los grupos ópticos delanteros y traseros y también nuevas llantas y colores para la carrocería. Lo suficiente para ponerlo al día, pero sin perder su esencia.

Efectivamente, su diseño apenas se modifica, lo que en este caso es garantía de triunfo para Nissan. Si algo funciona, no lo toques… y es evidente que este SUV japonés desempeña muy bien su trabajo: sólo hay que echar un vistazo al listado de modelos más vendidos de su segmento, que encabeza sin pudor.

Así es el Nissan Qashqai 2019

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: interior

Aquí también encontramos ciertas transformaciones, pero no son de calado. En el puesto de conducción, muy cómodo, el volante se achata en su parte inferior y los asientos ganan en longitud de la banqueta (algo que agradecerán los más altos) y en sujeción lateral; las nuevas “butacas” están disponibles a partir del acabado medio de la gama.

Los pasajeros viajarán con el mismo confort que antes, ya que el espacio no ha variado: es suficiente para cuatro adultos y su equipaje, a pesar de que el maletero del Qashqai no está entre los mejores de su categoría. Ofrece 430 l, menos que la mayoría de sus rivales.

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: motor

La mecánica diésel más potente ya existía en la gama: sus 130 CV mantienen ritmos vivos con soltura, gracias a un par que aparece desde la zona baja del cuentavueltas. Eso da como resultado un motor elástico y de utilización agradable; ni siquiera traslada ruidos o vibraciones excesivamente molestas al interior.

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ diésel, frontal

Hay pequeños cambios en la parrilla y los paragolpes, así como en el capó.

La transmisión de variador continuo Xtronic hará que tampoco tengas que preocuparte por los cambios de marcha. En autopista, es especialmente cómoda, ya que gestiona sin agobios la fuerza de un propulsor que cuenta con reserva de potencia en todo el recorrido del tacómetro. Pero en carreteras más retorcidas, la cosa cambia.

Aquí, aunque el motor sigue mostrándose voluntarioso, el cambio automático “falla” un poco a la hora de escoger la velocidad adecuada. A veces revoluciona la mecánica en exceso y otras se decanta por una marcha larga, que roba brío en las pendientes. Todo lo hace en aras de un consumo que sobrepasa en algo más de un litro la cifra anunciada de forma oficial. Te digo una cosa: no está mal para un coche que supera la tonelada y media de peso.

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: conducción

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ diésel, trasera dinámica

En las curvas no se muestra ágil; no está pensado para eso.

La suspensión es menos firme en el Nissan Qashqai 2018, pero no deja de proporcionar un comportamiento aplomado al vehículo, lo que resulta el complemento perfecto para un motor como el mencionado: solvente, pero sin aspavientos. No hablamos de un SUV ágil… no lo pretende, no es su misión. Más bien está dirigido a que tus trayectos sean lo más cómodos posible.

Lo consigue con un tacto de la dirección mejorado y con el sistema ChassisControl, que vigila el cabeceo de la carrocería, corrige el subviraje antes de que entre en acción el ESP y aplica el freno motor en las pendientes, siempre que el Qashqai esté dotado de cambio automático. Y en este caso, lo está, como hemos visto.

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: equipamiento

Este nuevo Nissan Qashqai añade un acabado a la gama llamado Tekna+, con asientos eléctricos en piel, parabrisas térmico, techo solar panorámico fijo o elementos en gris para la carrocería. Asimismo, estrena sistema de infoentretenimiento NissanConnect compatible con Android y Apple. Lástima que el funcionamiento de la pantalla multitáctil no acabe de ser todo lo “fino” que debería: tarda en responder a las órdenes y eso obliga a desviar la vista de la carretera más de lo que querríamos…

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ diésel, asientos delanteros

Las plazas delanteras son muy cómodas: los asientos sujetan bien el cuerpo.

En cuanto a la seguridad, se suma la detección de peatones a dispositivos que ya estaban presentes en el Qashqai, como el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de aparcamiento 360, la alerta por cambio de carril… Hablando de ese tema, ahora este SUV de Nissan cuenta con el sistema Propilot 1.0, que aúna el mantenimiento en el carril con el programador de velocidad activo con asistente en atascos. Eso significa que un primer paso hacia la conducción autónoma ya está aquí. Por 35.800 euros, poco más se puede pedir…

Prueba Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018: conclusión

Estás ante un vehículo cómodo, que no te va a meter en problemas. Su misión es proporcionarte un viaje lo más placentero posible, en el que no tengas que preocuparte por cosas como reacciones bruscas, una actitud perezosa, un gasto de combustible alto o continuos cambios de marcha. Todos sus sistemas se alían para que disfrutes de tranquilidad en el trayecto, sin más.

Ficha técnica Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018

Dimensiones4,39/1,80/1,59 m (longitud/anchura/altura)
Potencia130 CV (96 kW)
Consumo oficial4,7 l/100 km
Emisiones CO2122 g/km
Precio35.800

Rivales Nissan Qashqai Tekna+ 1.6 dCi 2018

Seat Ateca

Rivales Nissan Qashqai Tekna+ diésel, Seat Ateca

Atención al Ateca, que, como sabes, viene pisando muy fuerte: se ha hecho por méritos propios con un hueco considerable en el mercado de los SUV medios. Razones no le faltan: acabados de calidad, un comportamiento aplomado, motores alegres…

Kia Sportage

Rivales Nissan Qashqai Tekna+ diésel, Kia Sportage

Estamos ante un contrincante muy serio del Qashqai, pues el Sportage da mucho por un precio muy ajustado: su relación calidad-coste es imbatible. Ves un montón en las carreteras. Por algo será…

Peugeot 3008

Rivales Nissan Qashqai Tekna+ diésel, Peugeot 3008

Si valoras el diseño por encima de otros apartados, echa un vistazo al modelo francés, con un exterior llamativo y un habitáculo cuidado y lleno de detalles. Sin embargo, esto es un arma de doble filo, ya que el exceso de botones y puntos de distracción harán que apartes los ojos de la carretera durante más tiempo del deseado.

0 Comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario